Concejales sancionaron una nueva Ordenanza de Higiene Pública | Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta
   
   
   
   
       

Concejales sancionaron una nueva Ordenanza de Higiene Pública

Denominada Gestión Integral de los Residuos Urbanos (GIRU)

Los ediles aprobaron en la última Sesión Ordinaria del año el Proyecto de Ordenanza denominada Gestión Integral de los Residuos Urbanos (GIRU) que reemplaza la actual normativa de Higiene Pública. La iniciativa se elaboró con la finalidad de abarcar medidas y acciones que estén dirigidas a una continua reducción de la generación de residuos, a la recuperación y el reciclado de desechos reutilizables, al compostaje, como también a la disminución de la toxicidad de la basura. En este sentido, la normativa incluye aspectos del ciclo de los residuos, su clasificación, manejo integral y su explotación e inserción en la sociedad. Además, la iniciativa hace hincapié en la aplicación de acciones educativas, tales como la prevención de la generación de desechos por la optimización o modificación de procesos productivos ecológicos, el reciclaje, el almacenamiento, tratamiento y disposición final.

El texto fue elaborado por la Comisión creada para la Reforma de la Ordenanza Nº 3.276-Higiene Pública. Su presidente, el concejal Gastón Galíndez, señaló al respecto: “La nueva Ordenanza cuenta con 96 artículos que son complementados con un anexo mediante los cuales se busca incorporar conceptos nuevos, de vanguardia, vinculados a normas provinciales nacional e internacional”. Además, destacó que la propuesta establece obligaciones para el generador de residuos: “El primer responsable es el que produce y no debe caer siempre la obligación en el Estado sino también en los individuos”.

El texto de la normativa está integrado por siete títulos y un Anexo. En los primeros artículos se establece el ámbito de aplicación y objeto de la normativa, dejando establecido que su finalidad es la regulación de los procedimientos de la Gestión Integral de Residuos Urbanos (GIRU.) dentro del ámbito de la Ciudad de Salta. Como principio fundamental de la misma, se detalla la prioridad de las acciones de precaución y prevención; así como la cooperación y progresividad. Se plantea además que los residuos son un recurso; las formas de minimización de la generación; la valorización de los residuos urbanos; las responsabilidades; la utilización de tecnologías; y la educación y concientización ambiental. Se fijan así mismo las etapas de la GIRU, señalando la generación; la disposición inicial y recolección; el transporte; la selección y transferencia; y el tratamiento y disposición final.

En cuanto a los Objetivos en referencian a la política ambiental: 1) Alcanzar en forma gradual y creciente la separación en origen de los residuos, promoviendo la valorización de los mismos, en todas sus formas y la implementación de todas las etapas de gestión integral. 2) Minimizar la generación de residuos, de acuerdo con las metas que se establezcan en la reglamentación de la presente Ordenanza. 3) Diseñar y aplicar una campaña de divulgación y educación ambiental, a fin de sensibilizar a la población en general, con especial atención en los jóvenes y niños, sobre conductas positivas para el ambiente y las posibles soluciones para los residuos urbanos, garantizando una amplia y efectiva participación ciudadana. 4) Incorporar a la gestión de residuos urbanos el uso de nuevas tecnologías y procesos ambientalmente aptos, modernos y adecuados a la realidad local y regional. 5) Garantizar la eliminación de los micro basurales a cielo abierto, propiciando su transformación en espacios recreativos que puedan ser aprovechados por los vecinos.

En referencia a la clasificación de la G.I.R.U se fijan según su origen estableciendo los Domiciliarios, Voluminosos, Comerciales, Residuos Sanitarios entre otros categorizándolos, también en húmedos o secos. Se fijan además las competencias que tendrá el municipio, así como los derechos y responsabilidades de los vecinos.

En otro tramo del articulado, diferencia los generadores de residuos urbanos, clasificándolos en individuales y especiales. En relación a ellos, se establece que el DEM deberá, a través de la Dirección de Educación Ambiental o el organismo que lo reemplace en el futuro, promover acciones de campañas de educación y concientización ambiental dirigidas a todos los generadores de residuos urbanos, sean hogares, comercios, establecimientos educativos y otras instituciones basándose en la minimización, selección, reutilización, reciclado y/o compostaje.

Sobre los recuperadores se norma que se deberá fomentar su participación en la Gestión integral de los Residuos Urbanos, mediante la formación de cooperativas. Promoviendo su capacitación sanitaria, vacunación adecuada, credencial y libreta sanitaria, entre otros puntos.

En cuanto a la limpieza y estética de la ciudad, se indica las acciones que están prohibidas realizar para evitar la formación de focos infecciosos y/o de proliferación de insectos y roedores que puedan lesionar la salud o afectar el bienestar de la población, disminuir el pavimento de la calzada y los riesgos de accidentes automovilísticos por la humedad de la calle, evitar y/o disminuir la contaminación del suelo, de las aguas superficiales y/o subterráneas y del aire. La normativa crea además la cuenta especial “Fondo de Gestión de Residuos Urbanos”, con el objetivo de ser destinada a la educación ciudadana sobre higiene urbana y la participación comunitaria. Como así también la investigación sobre la aplicación de medidas destinadas a la prevención de la producción, el tratamiento de residuos y la protección ambiental.

Finalmente, se establecen las sanciones por infracciones a la normativa. Las multas oscilan entre las 200 y 5000 UT, dependiendo de la gravedad de la falta y el tipo de generador que las produce.

Durante el tratamiento de la iniciativa, la concejal Virginia Cornejo (PRO) hizo hincapié en el proceso de elaboración de la normativa. Al respecto explicó: “Trabajamos con distintas áreas de la municipalidad y de la sociedad, generando una mirada distinta, con la finalidad de producir una herramienta fundamental con una visión de futuro”.

Por su parte, José Britos (PO) sostuvo al tomar la palabra: “Esperemos que la Ordenanza sirva para revertir una situación generada por el mal servicios de la empresa Agrotécnica Fueguina y se pueda generar una verdadera separación de los residuos y una recolección selectiva”.

Facebook Twitter Email Compartir